La diferencia entre la retórica y la dialéctica

Desde tiempos inmemoriales, los filósofos han utilizado el discurso o el discurso como un medio de razonamiento o para exponer un punto de vista en un entorno académico. Cayendo bajo la esfera de la lógica formal, dos brazos ligeramente diferentes de este discurso son la retórica y la dialéctica. Ambos consideraron la deliberación como un medio para llegar a la verdad, como una actividad social que involucraba habilidades verbales.

Tanto la retórica como la dialéctica son medios para expresar opiniones mediante el diálogo y las grandes habilidades oratorias. Ambos utilizan la persuasión y el argumento razonable para apoyar o refutar una proposición. Pero aquí es donde termina la similitud.

¿Qué es la retórica?

La retórica, en pocas palabras, es un espectáculo de un solo hombre: un orador que intenta influir en su audiencia a través de palabras motivacionales y un lenguaje grandilocuente. Su estilo personal hace que el argumento sea más efectivo para llegar a lo que parece ser la verdad. Es una forma de persuasión masiva en la que un orador se dirige a una gran reunión o reunión. Hay muy poco o ningún diálogo entre el orador y su audiencia. La retórica es ininterrumpida y no hay argumentos ni contraargumentos entre las personas involucradas. En palabras sencillas, la retórica se puede llamar un discurso pomposo que apunta a obtener el asentimiento de la verdad que se propone.

¿Qué es la dialéctica?

A diferencia de la retórica, donde el orador se dirige a una gran audiencia, la dialéctica es una sesión interactiva en la que el orador intenta convencer al oyente o al menos convencerlo de que acepte su argumento lógico o filosófico a través de una serie de preguntas y respuestas. La deliberación es razonable y se limita a un orador y un oyente. Es de naturaleza más personal y es una forma de discurso interrumpido. Hay argumentos vigorosos, objeciones y contra argumentos y objeciones que conducen a la llegada a una verdad universal.

¿En qué se diferencia la retórica de la dialéctica?

  • A diferencia de la retórica, que es un proceso unilateral, en el que una parte se involucra en un discurso largo y apasionado para que otros acepten su forma de pensar o acepten la verdad tal como él la ve, la dialéctica es un proceso bilateral en el que dos personas o partes, participar en un argumento filosófico para alcanzar un consenso de la verdad a través del diálogo y el debate, refutando y refutando las proposiciones de los demás.
  • La retórica también se conoce como un arte práctico que utiliza lenguaje grandilocuente, palabras ornamentales y sofisticación cínica. La dialéctica es una técnica de argumento más sobria, práctica y persuasiva, que es deliberativa y lógica.
  • La dialéctica influye en una persona a la vez mientras que; la retórica tiene el poder de atraer a grandes audiencias a la sumisión sin sentido. Los grandes oradores han utilizado la retórica para influir en las masas durante períodos de tiempo.
  • La retórica se entrega generalmente en espacios públicos como asambleas, estadios, mítines políticos y otras grandes reuniones. El público suele estar tan conmovido por las palabras del hablante que deja de pensar por sí mismo y es transportado a la utopía prometida por el hablante, transportado a un tiempo y espacio futuros que prometen el cielo. La dialéctica, sin embargo, es más una dispensación de lugar privado y tiene muy pocas personas escuchando y participando en la deliberación. El orador tiene mucho menos poder para convencer al oyente, ya que constantemente lo detienen con preguntas y argumentos en contra de su propuesta.
  • La retórica es una calle de sentido único, mientras que la dialéctica es una calle de doble sentido. Lo que esto significa es que la retórica avanza en un flujo y el habla es continua, mientras que la dialéctica se fractura con frecuencia por preguntas y respuestas.
  • La retórica es más aplicable en asuntos estatales o públicos, pero la dialéctica puede aplicarse a cualquier asunto común.
  • La retórica supone que la audiencia tiene inteligencia limitada y aceptará cualquier discurso grandilocuente. La dialéctica prospera en el argumento inteligente de dos vías.
  • La dialéctica es argumentativa y la retórica no argumentativa.

En conclusión, se podría aceptar la opinión de Aristóteles de que la retórica y la dialéctica están estrechamente relacionadas y se parecen entre sí. Ambos aceptan ciertas premisas, pero no están sujetos a los principios de forma específica. Ambos se ocupan de ambos lados del argumento a través de la teoría de la deducción y la inducción.